¿Y si hubieran existido redes sociales en los 80’s?

¿Te lo imaginas? La verdad es que hubiera molado bastante. No sé cómo hubiera sido conectar a Internet con mi antiguo Spectrum 48K (aunque ahora podría hacerlo) ni la sensación de buscar en Google (aunque pueda simularse algo por el estilo) pero da vértigo sólo el pensar lo que hubiera hecho con toda la información de la que ahora disponemos. Y con redes sociales. Ay…

No considero que haya sido un compañero de clase cabrón, pero debo reconocer que alguna he liado. Fotografiar a Jorge saliendo de la ducha en el viaje de fin de curso, no es que fuera una gran idea. Y, claro. En aquel entonces había que llevar el carrete a revelar. A la otra punta de Barcelona, por si las moscas. ¿Qué hubiera ocurrido si hubiera hecho la foto con un móvil y a la edad de 14 años? Quiero pensar que habría sido eliminada del carrete inmediatamente, pero estando de fiesta en la habitación con un par de energúmenos más… a saber.

¿Y a mis padres? ¿Les habría dado por subir fotos mías de cuando era pequeño? Puede que no… o puede que sí. Y al cumplir yo 14 años y tener perfil de Facebook, ¿me habrían etiquetado en ellas? ¿Cómo hubiera reaccionado yo? ¿Me habría hecho gracia ver toda mi infancia publicada en Internet? ¿Habrían etiquetado a los padres de mis amigos que aparecían en las fotos para que pudieran verlas? Y mis amigos, ¿se habrían etiquetado?

Entonces, los responsables de Recursos Humanos de las empresas a las que estoy enviando mi currículum, ¿a cuánta información personal mía podrían tener acceso? Verían toda mi vida: mi época escolar, cómo ha evolucionado mi vida familiar, mis círculos de amistades… Tendrían acceso a TODO.

Vuelvo a finales de 2015 y me doy cuenta de que eso no me ha ocurrido a mí, pero sí veo que les está pasando a muchos chicos y chicas de mi entorno. Y me entran escalofríos, la verdad.

Deja un comentario