Viernes de versiones 01.01. El comienzo

Por fin. Llevo años que me ronda por la cabeza la idea de crear un programa de radio titulado «Viernes de versiones». Las canciones están ahí, también las ganas pero eso de llamar a la puerta de una radio y que te abran complica las cosas. Eso me hizo pensar: «¿Y un podcast?». Ahí el problema radicaba en temas de copyright. No me quería arriesgar a colgar un audio con un montón de música con derechos y que luego me llegaran reclamaciones.

Pero entonces llegó Anchor y ofreció la posibilidad de hacer algo así en Spotify, intercalando cortes de audio y canciones existentes en su catálogo. El único problema es que solo está disponible para quienes tengáis una cuenta de pago en Spotify. Así que si os apetece escucharlo, aquí tenéis el primero y en este enlace podrás consultar el repositorio del blog. Y si no tenéis Spotify de pago, más abajo os dejo el guión y enlaces a vídeos de YouTube de esos temas. ¡Espero críticas constructivas! 😛


Intro. I alone

A mediados de los años 90 en nuestra casa seguíamos siendo socios del Círculo de Lectores. A mí siempre me resultó extraño porque, si os tengo que ser sincero, en mi familia nunca hemos tenido mucha propensión a la lectura. Eso hizo que, gracias a que en sus revistas comenzaron a incluir CDs musicales, mi discoteca aumentara mes a mes. Afortunadamente para mis armarios el volumen de discos que poblaba mi habitación se estancó en la década siguiente.

En el año 2000 nadie pensaba que en un futuro cercano pudiera existir algo ni siquiera parecido a Spotify. Bueno…quizá alguien sí. En aquel entonces comenzó a popularizarse un programa para ordenadores llamado Napster. Con él podías compartir la música que tuvieras en tu PC y eso, obviamente, te permitía acceder también a las discografías de otros usuarios.

Napster y sus clones posteriores hicieron realidad los sueños húmedos de todas las personas amantes de descubrir música nueva (y sin gastar ni un euro), y yo era una de ellas. Un buen día se me ocurrió investigar si los discos acústicos que Eric Clapton, Rod Stewart y Nirvana habían grabado para la MTV formaban parte de alguna serie. Y… bingo.

Creo que descargué decenas de esos conciertos. Varios de ellos formaron parte durante mucho tiempo de la banda sonora de mi coche, y uno de ellos de manera especial: el de la banda americana Live. Un directo acústico potentísimo comandado con la enorme voz de Ed Kowalzick.

Ese CD y otros tantos se perdieron en alguna de mis mudanzas. Con la llegada de YouTube al panorama musical quise buscar ese concierto en vídeo, especialmente el tema “I alone” que tanto y tan adentro me había llegado. En lugar de eso encontré una versión de la canción interpretada por una voz familiar para mí, la de Anouk, acompañada de otra totalmente desconocida: la de Sarah (ahora Sam) Bettens, vocalista de la banda belga K’s Choice.

Te explico todo esto porque es el momento en el que se comienza a gestar #ViernesDeVersiones. Una afición/obsesión que consiste en encontrar las versiones más curiosas, diferentes, llamativas de temas conocidos. O, simplemente, las que más llamen mi atención porque significan algo para mí.

No es mi intención alargar tanto las introducciones de lo que pretenden ser mis sesiones de música semanales, pero necesitaba contextualizar el primero.

Hola. Mi nombre es Marc Torrano, y estoy encantado de que me acompañes en este primer #ViernesDeVersiones que arranca con el tema I alone de Live interpretado por Anouk y Bettens

Shape of you

Debes tener claro que por aquí circularán algunas bandas o proyectos a los que he apodado “Sospechosos habituales”, ya que aparecerán más de una y tres veces por aquí. Uno de ellos es The Song Society, encabezado por Jamie Cullum. Se basa en cuatro reglas muy sencillas:

  • Encontrar una canción que te encante o te fascine
  • Aprenderla y grabarla en directo en el transcurso de una hora
  • No está permitida un preparación previa
  • Amar y vivir con los errores

Ese último punto nos daría para debatir ampliamente si nos pusiéramos a charlar sobre la vida y cómo afrontar el resultado de nuestras decisiones, pero no es el caso. Lo que sí te diré es que creo que esta es la razón por la que me gustan los temas interpretados en directo y/o de manera acústica: suenan más a verdad, a pesar y gracias a los errores o desajustes que puede haber.

Dicho esto, escuchemos Shape of you de Ed Sheeran en la voz e instrumentos de The Song Society.

Sexy and I know it

Si hay un tipo de versiones que me encantan son aquellas que cambian por competo el rollo de la canción original pero que son perfectamente reconocibles. Eso es algo qu ocurre a menudo cuando adaptas un tema de música electrónica o discotequera a un formato acústico. La primera versión de este tipo que me llamó la atención fue el tema Satellites de September, que ya traeremos por aquí en un programa especial de grupos o artistas versionando temas propios. Hoy os quería hablar de Noah Guthrie.

Uno de los “Sospechosos habituales” que os comentaba anteriormente y que hoy no aparecerá es la Postmodern Juke Box, una banda liderada por su teclista Scott Bradlee y que cuenta con un montón de vocalistas. Eso, para alguien con tendencia a la investigación/procrastinación es un problema grande porque me lleva a navegar por YouTube buscando vídeos de quienes cantan con esta banda. Fue e, caso de Noah. Lo escuché en una versión de Sledgehammer y me llamó más la atención su voz que la versión en sí. A la primera búsqueda con su nombre apareció este pelotazo que a día de hoy lleva casi 28 millones de reproducciones en YouTube.

Con ustedes, la versión de Sexy and I known it de LMFAO interpretada por Noah Guthrie.

Fly me to the moon / Lucky

Hay temas que circulan por la red que no se pueden considerar estrictamente versiones de temas sino que son mezclas de dos o más canciones. Son los denominados mashups. Pero como me gustan, porque los hay muy chulos y mezclados con mucho gusto, voy a darles cabida en este mi espacio. Intentaré traer uno cada semana, ademas de un tema interpretado de manera especial (pero de es ya hablaré más adelante).

El mashup de hoy es la mezcla de dos canciones muy distanciadas en el tiempo. La primera que sonará es Fly me to the moon, un estándar del jazz de 1954 que más tarde popularizó Frank Sinatra. Más adelante se abrazará con Lucky de Jason Mraz y escrita en 2009. La mezcla la llevan a cabo Rick Hale y Breeta Guttery, y suena así.

Can’t feel my face

Quienes me seguís en redes sociales sabéis que a veces me he puesto muy pesado con el grupo que viene a continuación, pero… es que es para darles de comer a parte. En mi opinión, claro. El día que abra con ellos uno de los programas me recrearé un poco más en contar vida y milagros de este sospechoso habitual. Lo único que os diré es que vale mucho, pero mucho la pena que los busquéis en YouTube porque además de ser unos músicos notables hacen vídeos muy divertidos. Esta formación canadiense ha ido cambiando con el tiempo pero el núcleo fuerte lo integran Sarah Blackwood y Gianni Lluminati Nicassio. En esta ocasión los vamos a escuchar versionando el tema Can’t feel my face de The Wknd en compañía de Scott Herman.

Daft Punk

Os decía anteriormente que mi pretensión , además de traer mashups, es incluir en el listado semanal algunas canciones interpretadas de manera diferente. La idea es también traer un tema a capela o instrumental. En este primer programa os traigo una de cada. Si la instrumental la dejamos para cerrar la sesión, os podéis imaginar lo que viene a continuación.

Este tema titulado Daft Punk es también un mashup de canciones del dúo. Lo interpreta la banda Pentatonix, un grupo vocal de cinco integrantes que se hizo popular tras ganar un talent show americano. Aunque os parezca mentira, no suena ningún instrumento. Entre el bajo y el beat bóxer generan toda la percusión y efectos de sonido que escucharéis. Y sí. Dada la peculiaridad del grupo no será la última vez que los disfrutéis.

Abrid bien las orejas para escuchar este mashup titulado Daft Punk a cargo de Pentatonix.

Fly away

Probablemente, con el transcurso de los programas, acabéis notando que tengo cierta predilección por las voces femeninas. No es algo buscado ni premeditado. Yo me he dado cuenta de esto examinando mis preferencias. Ya… pude que sea un dato sin ningún tipo de importancia, pero tiene algo de relevancia para presentar a la pareja que viene a continuación.

Rebecca y Megan Lovell son dos hermanas estadounidenses que han alcanzado cierta repercusión versionando clásicos del blues y folk, y ello las ha llevado a poder editar discos con canciones propias que no están en absoluto alejadas de este tipo de música tan americana. Y qué queréis que os diga: escuchar este tipo de canciones con la voz de Rebecca les da un aire muy especial.

Escucharemos alguna de esas versiones en programas venideros. Hoy vamos a deleitarnos con su versión de Fly Away de Lenny Kravitz.

You & Me

Acabamos por hoy. Espero que hayáis pasado un buen rato descubriendo o repasando alguna de estas versiones. Si tenéis alguna crítica, corrección o aportación a hacer os podéis poner en contacto conmigo por Instagram o Twitter.

Y para cerrar la sesión, uno de esos temas de música electrónica versionado instrumentalmente. El grupo en cuestión es Meute y se autodescriben como una tecno-charanga ya que versionan temas tecno y house con instrumentos propios de una charanga.

Sin más que añadir, y esperando encontraros por aquí la semana que viene, me despido dejando en compañía de Meute versionando el tema You&Me de Disclousure.

Deja una respuesta