Super Mario Bros theme #day12

Día 12 del reto. Toca compartir un tema de mis años de crío, pero lo cierto es que si me pongo a recordar música que yo escuchara en la época de cuando tenía 11 o 12 años, lo cierto es que no me viene nada a la cabeza. Lo que sí recuerdo son sintonías de dibujos animados y bandas sonoras de videojuegos ya sean los de mi flamante Spectrum o los de las recreativas. Así pues, como resumen creo que la mejor canción que podía compartir es la canción de Super Mario Bros :)

“Si los videojuegos influenciaran a los jóvenes, en unos años estarán todos en habitaciones oscuras con luces parpadeantes comiendo pastillas mientras escuchan música electrónica repetitiva para divertirse”. La cultura popular internetera ha difundido que esta frase es de Kristian Wilson, portavoz de Nintendo en 1989, y que la pronunció en referencia a la enorme fama del juego Pac-Man. Demasiado bonito para ser verdad, porque la frase es del humorista Marcus Bristocke y fue pronunciada en 2006. En mi caso no he comido nunca ninguna pastilla más allá de las que se venden en farmacias y la música electrónica no me tira nada, pero he jugado, juego y espero seguir jugando a videojuegos muchos años.

Mi primera consola fue una Philips G7000. La tuve poco tiempo en mis manos. La trajo Papá Noel un 25 de diciembre y al día siguiente ya estaba en el altillo del piso. La razón: la enganchada bestial y el cambio de comportamiento que provocaba en mí. Especial nerviosismo provocaba la versión de Pac-Man ya que en niveles elevados la velocidad una barbaridad.

Después llegaron los 2 Spectrum, ordenadores que cargaban el juego mediante una cinta de cassette. Si se procesaba el juego a la primera (algo que ocurría la mitad de las veces), el tiempo transcurrido entre que se pulsaba el play de la casetera hasta que comenzaba uno a jugar rondaba los 5 minutos como mínimo. En aquella época solía hacer los deberes y estudiar con un sonido de fondo bastante peculiar.

En cuanto a recreativas de aquella época recuerdo especialmente las partidas al Outrun. En aquel entonces podías encontrarte este tipo de máquinas en los bares, y este simulador de conducción era el más extendido. Muchas monedas de cinco duros invertí en pasearme con un Ferrari rojo descapotable, con el codo apoyado en la puerta, y con una chica rubia de acompañante. Madre mía… la de clichés de roles de género que nos han metido por los sentidos desde niños.

En fin… que nunca he sido mucho de Nintendo ni de Mario, pero creo que esta sintonía tan reconocible se adecúa perfectamente a la banda sonora de aquellos años.

Imagen destacada: unsplash-logoCarl Raw

Comments 1

Author Details

marctorrano

Deja un comentario