Se columpiaba bajo el sol de diciembre pensando, mientras rozaba la hierba recién cortada con la punta de los dedos de los pies, dónde quedó aquella niña que se columpiaba bajo el sol de diciembre y que soñaba con llegar a rozar, algún día, la hierba recién cortada con la punta de los dedos de los pies.

Author Details

marctorrano

Deja un comentario