¿Qué tiene el insomnio?

Estás rozando con tus manos el sueño profundo. Lo sientes. Lo palpas. Y cuando tienes en tus manos esa nube de algodón sobre la que descansarás el resto de la noche… aparece algo que te empuja y que hace que des con tu cuerpo en el colchón. Y ya está.

Ya puedes contar ovejas, darte un paseo, beber un vaso de leche caliente, adoptar mil y una posturas en la cama… que si te ocurre como a mí, nada va a hacer que Morfeo vuelva. Y lo que en otros tiempos podría ser una tortura oyendo el segundero del reloj de pared 3600 veces cada hora, con un móvil o una tablet a mano se hace mucho más llevadero.

Libros, webs, gente despierta al otro lado del Atlántico… todo un mundo, y nunca mejor dicho, que podemos meter cómodamente en nuestra cama y que nos distrae, o nos permite trabajar, en ese interminable tiempo de espera hasta que suena el despertador.

En mi caso, por lo menos, me ha servido para escribir el texto de hoy, que ya iba a faltar yo a la cita muy pronto. A ver si respirando concilio el sueño de nuevo :)

Author Details

marctorrano

Deja un comentario