Saltar al contenido →

soymarc.com Entradas

Elección

¡Clack!

Quedan cinco minutos para las cuatro de la tarde. Victoria lleva de pie, inmóvil, más de diez con la mirada al frente, perdida, mientras su cabeza repite aleatóriamente 2 únicas frases: “Voy a matarte. Voy a quererte hasta el final de mis días. Voy a quererte hasta el final de mis días. Voy a quererte hasta el final de mis días. Voy a matarte. Voy a matarte. Voy a … “. El sol calienta como nunca en pleno desierto y el viento achicharrador hace que la sensación de calor aumente. Una gota de sudor frío nace de la nuca, se cuela bajo su camiseta roja y desciende toda la espalda siguiendo el recorrido de la columna hasta quedar absorbida por el cuero de su cinturón. Su brazo derecho está escondido tras su espalda portando en la mano una rosa roja para su amado. Y en la izquierda, un revólver debidamente cargado con 6 balas.

Deja un comentario

La estrella de María

Era un día frío de invierno, y aunque allá afuera debía hacer una temperatura cercana a -10ºC, ellas estaban amorradas a la ventana con las manos sobre el cristal deseando salir para ver el espectáculo.

—¡Auch! ¡No me tires del pelo, que duele!
—Es que si te acercas tanto llenas de vaho el cristal y ya no veo bien las estrellas.

Seguían con la mirada perdida en aquel cielo oscuro punteado de estrellas. La noche estaba en calma, y la ausencia de nubes y la luna nueva cedían el protagonismo de la noche a todos y cada uno de los puntos de luz que las niñas admiraban desde el salón de casa.

Deja un comentario

Desayuno

Son las 6 y media de la mañana y, viendo que ella sigue dormida, deciden ponerse en marcha para evitar que salga de casa sin desayunar. El exprimidor lleva ya rato empujando a la tostadora dentro del armario, intentando hacerla salir.

—Va, mujer. Tú eres más grande y más fuerte. ¡Empuja la puerta del armario de una vez!
—Sí, claro. ¿Y cómo bajamos luego hasta la encimera?
—De eso no te preocupes. Nos sobran cuerdas de escalada en forma de cable.

Deja un comentario

Alice in wonderland

Abre la puerta de su habitación con una sonrisa sosegada buscando la cama para estirarse en ella. Uno, dos y tres botes con los pies descalzos y juntos sobre la moqueta le sirven para lanzarse de espaldas sobre el colchón, y desparramar sobre él las pastillas restantes dentro del bote que sujetaba con su mano derecha. Alicia decidió hace unas horas lanzarse tronco abajo del árbol.

Y en su viaje es feliz. Todos los problemas que la presionan día sí y día también desaparecen. La sensación es extraña pues, contrariamente a lo que cabría suponer, no cae por el agujero sino que se eleva hacia la copa de ese frondoso árbol. Y vuela. Y ríe. Ríe a carcajadas sin un por qué, pero … es maravilloso.

Deja un comentario

Otoño

Otoño. Tiempo de bajada. De lluvia.
De colores cobrizos y antesala del frío.
Tiempo de abrigarse. De abrazarse.
Tiempo que deseo pasar contigo.

Otoño. Estación que deja atrás un verano
lleno de luz, calor. Que me dio tu risa.

Deja un comentario

Nadal

Gaudeix del Nadal.
Llums, regals, familia.
I sí, sigues solidari.

Els veus a la tele.
Nens a l’Àfrica, Àsia,
passant gana a l’altra banda
de la pantalla d’alta definició.

Deja un comentario

Boira

Boira.
M’he llevat cobert de boira,
i no només al carrer.

Sense esperar-m’ho. De cop i volta
em trobo perdut, desorientat,
sense saber del cert
on em portaran les meves passes.

Deja un comentario

Fred

Friso amb l’arribada de la calor quan t’instal·les rera el cor, i comences a abraçar-lo lentament. Erices el meu pèl, m’esgarrifo quan m’atrapes i amb…

Deja un comentario

Desig

Directe. Des del lloc més profund de l’ànima emana en meu amor. Per tu. Per a tu. Sorgeix amb força i empenta tot decidit i…

Deja un comentario

Calor

Certa sensació de calfred és avantsala de retrobament de sentiments. La tèbia escalfor d’un petó o només una caricia sobre el pit reviscut retorna l’amor…

Deja un comentario