Ice ice baby – Vanilla Ice #day6

Bueno… día 6 y hoy toca compartir un tema que me anima a bailar. Y, a ver… bailar, lo que se dice bailar… yo no bailo. Nunca he sido mucho de eso exceptuando mi época de bailes de salón. Ahora lo único que hago es mover el cuerpo en alguna ocasión para no parecer una estatua en el bar de turno. Pero lo cierto es que entre una época hubo unos años (pocos, afortunadamente) en los que me atreví a intentar coordinar los movimientos de brazos y piernas al ritmo de una música repetitiva, interpretada por artistas como Snow o Kris Kross. Dado que debo escoger un tema, me quedo con Ice ice baby de Vanilla Ice porque su vídeo es un ejemplo claro de lo que en aquel entonces yo intentaba imitar con mi cuerpo. Y, sí. Cualquier parecido con la realidad, en caso de que hubiera existido, fue pura coincidencia.

Debían ser principios de los 90. Tiempo de sudaderas con capucha, camisetas y pantalones cortos por debajo de las rodillas. Recuerdo perfectamente hacer cola con un disco de Snow bajo el brazo a las puertas de la emblemática Virgin Megastore de Barcelona a la espera de que aquel rapero expresidiario nos firmara el LP a David y a mí. Solo escuchaba una canción: Informer. El resto, sinceramente, tampoco me importaban. En la pista de baile hacíamos, con perdón, el gilipollas con un numerito de salto incluido. Hasta que… en fin. Hasta que quedamos en ridículo en una fiesta de fin de año.

También recuerdo de aquella época el concierto de Michael Jackson en el Estadi Olímpic. 4.000 pesetas para ver el espectáculo del Dangerous Tour con Kris Kross y su Jump como teloneros.  La misma pasta que me dejé menos de un año después para ver, en el mismo sitio, un triple concierto de Suicidal Tendencies, Brian May y Guns n’ Roses. Soy un tipo de musicalidad heterogénea ;)

Deja un comentario