Donde se engendra la tradición

Al que vive en Laredo le parecerá normal ver desfilar cerca de dos millones de flores el último viernes de agosto, pero el que vive la Batalla de Flores por primera vez siendo adulto no puede evitar exclamar: “Pero, ¿cómo narices hacen esto?”.

Tanto o más importante que el cómo es el dónde. Mi Laredo os lleva hoy a un rincón oculto: una lonja bajo la piscina municipal, lugar en el que la Asociación Cultural El Cantu comienza a construir su carroza para la gran fiesta laredana. Viéndolo de esta manera, siendo consciente de las dimensiones y condiciones de estos espacios, uno compara las obras de los carrocistas con un embarazo de nueve meses y su parto. Y las preguntas, lejos de desaparecer, se multiplican.

“¿Cómo puede ser que desde aquí dentro salgan criaturas tan grandes? ¿Cómo es posible que sobreviva la fiesta en estas condiciones?”.

En dos palabras: A-MOR

(colaboración para la contraportada del suplemento Laredo-Asón de El Diario Montañés del 22/03/2015)
SONY DSC

SONY DSC

Author Details

marctorrano

Deja un comentario