¿De qué sirve recordar que #SomosHaiti?

Una muchacha de 17 años, de trenzas rubias y vestida de lolita, revoluciona el mundo de la música bailando entre taquillas de un pasillo de instituto. La canción, “…Baby One More Time“. La chica, Britney Spears. El año (y ahora agárrate a la silla), 1999. Hace casi ya 3 lustros. El siglo pasado.

Con esta perspectiva te hago una pregunta: ¿recuerdas el terremoto de Haití? Yo no, sinceramente. Cuando me llegó la propuesta viral para escribir un post desde #SomosHaiti me puse a pensar sobre ello. Lo ubiqué a mediados de la década del 2000, más o menos, poco después del tsunami del sudeste asiático. Pero resulta que sólo hace 3 años. Poco recuerdo de aquello y en cambio casi puedo contar los pliegues de la falda de la Spears. Memoria selectiva. O calenturienta, quizá.

Si me pongo a pensar, me viene a la memoria el disco de Carlos Jean en el que implicó a mucha gente. Por lo menos, recuerdo a los de siempre: Alejandro Sanz, Shakira, Juanes, Miguel Bosé… Buscando un poquito por la red encuentro que la población española aportó 100 millones de euros en donaciones. Pero el momento de bajón viene cuando, en la web de Intermon Oxfam, publican un informe en el que apuntan que desde España “la respuesta ha sido mucho más visible, sobre todo frente a la opinión pública, que eficaz”. Falta de análisis de las necesidades de los afectados, de liderazgo coordinación por parte de gente especializada… Incluso habla de que la intervención de nuestras Fuerzas Armadas contradijo las directrices internacionales de Oslo al proveer asistencia humanitaria de manera directa, y que su coste fue 24 veces mayor que la aportación a las ONG.

A lo largo del día he leído posts y tuits de los que se implicaron con la ayuda a Haití desde el primer momento y no dejaron de hacerlo, como de los que creen que esto de colaborar con una causa social es un mero acto de publicidad y de alimentación del ego. Y a estos últimos no les falta razón. Yo no me he acordado de los 300.000 muertos del terremoto en este tiempo y estoy escribiendo. Tampoco tenía idea de que se están produciendo desalojos forzosos de los campamentos como explica Amnistía Internacional, pero pienso publicar este artículo en twitter con el hashtag #SomosHaiti para que alguien me lea. No serán muchos, pero quizá alguien se de cuenta, como yo hoy, de que las ayudas son necesarias, pero deben gestionarse de manera correcta. Y puede que durante unos minutos sea consciente de que hay países, y no solo niñas rubias con trenzas, que cantan aquello de “My loneliness is killing me

2 Comments ¿De qué sirve recordar que #SomosHaiti?

  1. Inma Eiroa

    En mi nombre y en el de Solidaridad 2.0 quiero darte las GRACIAS por colaborar con #SomosHaiti. ¡Gracias por formar parte de la familia de Solidari@s!

    Haití necesita aún mucha ayuda económica, pero también manos para ayudarles, conocimientos para compartir con ellos y lograr que mejoren su productividad y calidad de vida… y necesitan que se les conozca y se sepa lo mucho que tienen que ofrecer. Por lo que veo este fin de semana has leído mucho sobre Haití, confío te haya acercado un poquito más a ellos ;-)

    Haití, país caribeño de raíces africanas. Nos regalan sus sonrisas, regalémosles nuestra solidaridad!

    Nuestras gracias en forma, también, de post http://www.solidaridad20.org/2013/01/13/12-enero-2013-somoshaiti-con-haiti/

    Reply
    1. marctorrano

      Ciertamente, sí. Y leer a Miguel Nonay me ha hecho confiar en que construyendo desde cero se pueden ganar muchas cosas que antes hubieran costado incluso más conseguir. También soy discapacitado y, por tanto, mi sensibilidad con el tema de la accesibilidad también es grande. Quizá en un futuro, esperemos que próximo, sea algo que pueda potenciarse de esa isla y pueda apretar riqueza.

      Gracias por tu comentario, Inma. Intentaré ayudar de la manera que me sea posible :)

      Reply

Deja un comentario