“Papá… tengo miedo de los niños”

Hoy he sido testigo de una imagen sobrecogedora. Tras quedar eliminado el C.D. Laredo de la fase de ascenso a 2ªB en el minuto 8 de descuento, y mientras el trío arbitral se dirigía a su vestuario escoltado por la Guardia Civil, un niño de unos 10 años con lágrimas en los ojos y rostro indignado gritaba a mi lado a todo pulmón.

¡Árbitro! ¡Hijo de puta!

Detrás suyo un grupo de adolescentes abanderaba en sus bocas la misma consigna. Iban decididos a ir tras los trencillas. Incluso, como he sabido más tarde, rompieron la pequeña verja metálica que separa el recinto de los vestuarios y la enfermería de la grada, además de derribar una parte del muro que la sostenía. Cuando encendieron una bengala a escasos 5 metros de mí oí una vocecita:

Papá… tengo miedo de los niños

Miré alrededor. En primer lugar no logré identificar esa voz que me resultaba familiar en ninguna de las personas que me rodeaba. Hasta que me di cuenta que la pronunció un hombre de 37 años, 1,83m y unos 80-90 kilos de peso. Yo.

De verdad… a veces tengo miedo de la sociedad que sube.

Turistopia. Algo más que unas charlas sobre turismo

Tengo que reconocer públicamente que el motivo número uno que me impulsó a ir a Turistopia el pasado jueves no fue el nombre de las mesas redondas, ni el conocer el precioso museo de Reproducciones de Bilbao, ni el enorme interés de las charlas, ni el Klout de los moderadores. De todo eso también disfruté, por supuesto, y saqué del allí conceptos y enseñanzas útiles. Pero la provocación de @turiskopio fue dar la posibilidad de compartir una cena con toda esa gente maja.

Y desde el principio todo destilaba buen rollo. Empezando por la amabilidad y predisposición de Jake a echarme una mano a la hora de salir del coche, los detalles del catering (con esas piruetas de chocolate), el ambiente acogedor de la sala, la música en directo… Incluso el nerviosismo inicial de Natalia en la presentación le daba un toque de ternura; esa que te genera el anfitrión que organiza una cena en su casa para enseñarla a sus amigos. Así decidió presentar turistopía.

El reto de un regalo bien envuelto, de un pintxo bien presentado… es que el interior te deje buen sabor de boca. Y @NaniArenas abrió fuego presentando las dificultades de promoción en la red de un destino turístico que no está de paso, tiene eñe en el nombre y no tenemos claro cómo escribirlo: (L)A Coruña. Introdujo conceptos interesantes como el de despertar la curiosidad de los mismos habitantes sobre aspectos de la ciudad (muchos desconocían que Picasso aprendió a pintar allí) para que ellos mismos sean partícipes de la promoción, cosa que me hizo pensar en los Héroes Locales de Nomaders. También habló de aprovechar iniciativas espontáneas de la gente como el caso del hashtag #coruñasemueve.

En esa misma mesa de genialidad participaron @puytri con la explicación de cómo se montó tweet-trip, y @elimatarranya y @javisolfa convenciéndonos de que la unión hace la fuerza. Puy hizo hincapié en que la creatividad es la base sobre la que deben construirse los proyectos de regiones pequeñas y con menos recursos económicos. Me gustó mucho la idea de dar sorpresas tuiteables, cosa que empezó ya antes de la celebración del congreso enviando a los ponentes cajas con tierra y unas tijeras para vendimiar. La aportación de Eli y Javi estuvo más orientada a explicar que debemos colaborar. Se insistió en la idea de la desaparición de la competencia, entendida como que es positivo recomendar servicios alternativos a los tuyos porque acaba repercutiendo positivamente en la economía del territorio. También se subrayó que las iniciativas pública y privada deben ir de la mano y colaborar.

En la mesa dedicada al cambio descubrí a @eaastei quien nos estuvo hablando de la Casa Vita. No recuerdo mucho de lo que dijo, la verdad. Algo comentó sobre los alojamientos sostenibles y que la casa que iba a presentar generaba más electricidad de la que consumía, que tenían un sistema de depósitos para aprovechamiento de agua que funcionaba nosecomo… Fue comenzar a ver fotografías del sitio en cuestión y centrar mi atención en el sentido de la vista. Recuperé el oído cuando @etham comenzó a ametrallar a la audiencia con píldoras de conceptos sobre comunicación y emociones. Defiende algo que ya oí en el #CICD un par de días antes: las redes sociales no nos han cambiado, sino que nos están ayudando a retomar la comunicación con las personas porque esa es una faceta vital del ser humano. Y que las emociones que nos provocan los mensajes es lo que nos hace escoger destino (el PVP también puede ser emocionante como me apuntó @puytri :P) y que las emociones que nos generan los destinos provocan que los compartamos. Al hilo de esta charla de Luis comenzó @danieltellez con su presentación ilustrada con “Angry Clients” y dos datos estadísticos que me dejaron de piedra: 4 de cada 5 clientes insatisfechos no muestran su descontento al proveedor del servicio, pero luego el 80% de ellos lo cuenta a su círculo cercano por cualquiera de los medios que tiene al alcance. Nos presentó las herramientas que Qabi pone a disposición de los clientes para que puedan dar su opinión de una manera más cómoda. Mientras pensaba cómo debe ingeniárselas para ir puerta a puerta vendiendo sistemas que facilitan que la gente se queje, me di cuenta que el modelo es buenísimo. Si como proveedor de servicios puedes canalizar el descontento inicial, el trabajo después es mucho más sencillo para mejorar el negocio y la atención post-venta.

Después de txiquito-break (espectacular, con bocadillos, canapés, frutos secos y las mencionadas piruletas de chocolate) amenizado por la música en directo de nuestro Antonio Flores y Sabina particular (entre otros) seguimos con la mesa dedicada a la felicidad. No pudo habe mejor cierre. En primer lugar, con la intervención de @BOT_opentourism quien nos presentó su proyecto de “emprendedor perroflauta” como él mismo definió y que en la web de Turistopía introdujo como “Tú compartes tu pasión por correr y nosotros nuestra ciudad contigo”. Un discurso desenfadado y unas diapositivas en las que qua nos dejó los tuits hechos. Repasó los problemas que uno suele encontrar a la hora de emprender como que los “hazme caso” de aquellos que creen saber más que tú sobre tu proyecto o que es primordial escuchar tu interior. “Si crees que es tu momento, no pienses si es el momento”, dijo Sergio. Un corredor guía turístico, quien como muchos de los que se lanzan con proyecto innovador, no saben que IAE deben escoger. Le siguió Nikko Gutiérrez, propietario gerente de @hoteldonamayor y espectacular monologuista. Nos hizo pasar un rato muy divertido mientras nos explicaba curiosidades de los visitantes (como una de un crítico de El País) y la liturgia de las pantuflas: un servicio al peregrino del Camino de Santiago que hace mucho más cómoda la entrada al hotel: se eliminó el mostrador, se instaló un sencillo pediluvio y un armario con pantuflas. Ahorrarle al caminante de hacer el trámite del check-in de pie en la recepción es uno de las mejoras implementadas tras escuchar al cliente. Y lo agradecen. Eso, y la comodidad de las habitaciones aunque a veces los huéspedes se sienten raros cuando la habitación que deben ocupar es la adaptada para discapacitados. En ese aspecto @asaltodemata, último ponente, le comentó que siempre puede hacerse escamoteables algunas de las ayudas técnicas que tienen estas habitaciones para que todo el mundo se encuentre cómodo. Un Miguel Nonay que con su humor ácido le quita hierro al asunto de vivir con una discapacidad. Y para su normalización e integración, aboga precisamente por prescindir de espacios alternativos y crear lugares no limit friendly. Si tener dos rutas, una adaptada y otra no, resulta el doble de caro de mantener que una sola, dejemos la que de acceso a todos. Y hablando de dinero, comentó que las personas con dificultades de movilidad siempre viajamos acompañados, como mínimo, de una persona. Y si tenemos en cuenta que hay soluciones de accesibilidad baratas, concluímos que el turismo accesible es rentable. Y además somos un colectivo que nos fiamos mucho de las recomendaciones de gente con nuestra misma problemática ya que no todos los afectados por una misma discapacidad tenemos las mismas necesidades.

Y eso fue Turistopía: 1 evento. 3 mesas. 9 ponentes. 2001 ideas… y un sinfín de buenas sensaciones.

Sol. Actividad. Letras. Fotos

¿Qué tiene este inicio de mayo que nos pone las pilas a todos? Yo voy a ir bastante de culo, porque entre el Congreso Internacional de Ciudadanía Digital, el encuentro de Turistopía y el EBEuskadi voy a estar más por el País Vasco que en Cantabria Infinita. Y aún así, intentar mantener al día Laredo es más. Pero parece que no me ocurre solo a mí. En mi TimeLine de Twitter he visto blogueros que están dejando listos sus artículos para toda una semana, y gente avisando de que van a ser siete días de duro trabajo.

Como si no tuviera cosas que hacer, me he liado la manta a la cabeza. Por un lado, he cambiado este fin de semana el aspecto de mi camino de letras porque espero que, al igual que ocurre con las flores, el sol primaveral abra el camino a mi inspiración. Y por otro, he decidido aglutinar las fotos que tenía desperdigadas en diferentes sitios para, tal y como estoy haciendo con mis letras, crear mi propio camino de imágenes. Y… bueno. La tercera pata del taburete la dejo para más adelante :)

Espero que disfrutéis leyendo y mirando tanto como yo lo hago escribiendo y fotografiando.

Netpredicadores y socialbelievers

Publicaba ayer Ana Santos en eleconomista.es un interesante artículo acerca de si las empresas deben planear estrategias de presencia, comunicación y venta basadas en redes sociales o por el contrario… bueno. De hecho, no plantearse entrar ese mundo se responde con un par de preguntas que ella misma hace:

¿No es demasiado lujo rechazar a millones de usuarios? ¿no es demasiado osado rechazar a una generación que ya se asoma o se asomará más a la ventana del mundo de la red que a la puerta de un establecimiento?

Yo, como ella, también soy netpredicador. He visto y he palpado los beneficios de tener una buena comunicación y atención al cliente basado en la presencia en Facebook y Twitter. Y no solo ahí, sino también en otras redes sociales más específicas del mundo de la hostelería como pueden ser Foodspotting, Forkly y TripAdvisor. Pero, además, soy socialbeliever. Estoy convencido que todos estos entornos que nos permiten compartir, opinar e interactuar con otros usuarios, o mejor dicho, personas, nos está haciendo abandonar la reclusión y aislamiento al que nos hemos autosometido los ciudadanos de grandes ciudades. Hemos vivido una etapa fomentando el individualismo y la competitividad, y ahora empezamos a ser conscientes de que compartiendo podemos ser mucho mejores. Descubrir Kronet, una comunidad de enfermos crónicos, familiares y cuidadores que comparten experiencias y consejos, hace que sea imposible no creer que algo está cambiando. Comenzamos a dejar a un lado el miedo a decir lo que nos ocurre para que otros nos digan lo que ven y como creen ellos que podemos seguir adelante.

Inteligencia colectiva. Expón tus problemas, que siempre habrá más gente dispuesta a ayudarte a solucionarlos que personas que quieran aprovecharse de esa debilidad. Deja que las opiniones de otros te muestren el camino para mejorar. Escucha a todos, localiza las verdades de aquellos a los que les importas e ignora a los que no te quieren. Analiza consejos, decide, toma acciones y explica los por qués si lo crees necesario.

Y si vemos claro que este proceso nos puede ayudar a nuestro crecimiento como personas, ¿por qué no aplicarlo para mejorar también nuestras empresas? Ahora tenemos la oportunidad de escuchar.

Hombre blanco soltero (con Klout 51) busca…

Sinceramente… y entre tú y yo, y que no salga de aquí, con esto de las redes sociales se nos está yendo la mano. Y el corazón, de paso. Y es que Tawkify, portal de programación de citas por teléfono, ha incluido nuestro índice Klout como uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de encontrar pareja.

Sí, sí. Como te lo cuento. Lo más curioso del caso es que se promocionan como un servicio de citas “a la vieja usanza”: respondes un formulario de 10 preguntas y ellos, E. Jean Carroll (columnista de Elle) y Kenneth Shaw (programador) escogen manualmente quien se ajusta a lo que buscas. Y si aún te estás frotando los ojos, espera a leer lo que escribe E. Jean para el blog de Klout:

And when we put two people together with high Klout Scores——WATCH OUT! It’s like a meeting of the gods.

Así que unir a dos celebridades de Klout es como juntar a dos dioses. Una razón más para afianzar mi ateísmo galopante. De verdad… ¿no nos estamos pasando? Quiero decir… si ya el año pasado Facebook era el causante del 20% de los divorcios, me veo venir crisis de pareja provocadas por una pérdida de influencia en Klout.

— Cariño… me preocupa tu Klout
— Cielo… puedo explicarlo
— ¿Explicarlo? ¿Me puedes decir cómo puedes perder 20 puntos así, de la noche a la mañana?
— Yo no quería… pero ya sabes lo que pasa con los trolls. Les contestas un comentario, luego te entran dos a la vez, una cosa lleva a la otra…
— Si te hubieras quedado en explorador… pero has pasado de especialista a observador. Ni siquiera me tocas en la cama…

En fin… y me da en la nariz que esto solo es el principio. Seguiremos atentos.

Aunque por si las moscas… Hombre blanco soltero (con 51 de Klout y bajando) busca…

P.D.: si no sabes qué es Klout, sigue este enlace

Radio, YouTube, redes sociales y retroalimentación de artistas

Wouter De Backer, más conocido como Gotye, es un cantante belga que recientemente ha saltado a la fama por su canción “Somebody that I used to know“. Puede que sea por la sencillez musical del tema, por un videoclip minimalista, por el aporte dulce de esa voz femenina o por la similitud de la propia voz de Gotye con Sting. No sé. Mil ingredientes incontrolables que con toda probabilidad harán que sea una de las canciones no-discotequeras del verano. A mí personalmente me encanta. Me gusta la música básica, los duetos, especialmente lo que tienen voces masculina y femenina, y la personal voz de Sting (aunque ya no sea tan personal después de esto :P). Pero yo no venía aquí a hablar de mi melomanía sino de cómo descubrí este tema. No fue por la radio ni por la televisión, sino en Youtube. Y no de la mano de Gotye.

Estos chicos se llaman Walk off the Earth, una banda independiente hasta hace poco (el 7 de febrero pasado firmaron por Columbia Records, un mes después de la publicación de este video) y que promocionan sus creaciones, entre las que encontramos temas originales y versiones, realizando vídeos sorprendentes y divertidos. Este “Somebody that I used to know” tiene en este momento más de 89 millones de visitas frenta a los 157 del original. No es una mala cifra, ¿verdad?

No suelo escuchar la radio musical a no ser que vayan a emitir alguna entrevista de mis estimados Minimal 21, pero sí que me paso horas entre blogs, Facebook (donde descubrí el vídeo) y Twitter. Estoy convencido que la viralidad del vídeo de estos chicos no se debe tan solo a la popularidad del tema que interpretan. Es original y fresco, y la actitud del tipo de la barba (de quien soy fan absoluto) le da un toque seriamente divertido. Que hayan usado un tema de otro y bien interpretado es lo que me ha hecho descubrir el original. He descubierto Gotye gracias a Walk off the Earth y no al revés, como presumiblemente habrá hecho la mayoría. Entre estos chicos canadienses y el artista belga se ha creado una relación de retroalimentación de la que todos salen beneficiados. Tanto ellos como nosotros.

En los medios tradicionales siguen mandando los poderosos. Aquellos que pueden permitirse pagar campañas de promoción. En la red, en cambio, triunfa la creatividad, la originalidad y la emoción. Lo genial es que eso está al alcance de todos y demuestra una vez más que la clave del éxito no radica en tener suerte, sino en buscarla.

Imagen: Web oficial de Walk off the earth

Mi twitter no es el tuyo

Es un viernes cualquiera de marzo. Me despierto, y lo primero que hago es consultar mi TL de Twitter. En el, como cada mañana, busco los versos insomnes que hayan podido dejar @unmardepalabras y @almadetinta. Después de lanzar un “Buenos días” al mundo (en pocas ocasiones, ciertamente. Debo reconocer que soy mal educado) repaso los trinos tempranero de @tguemes sobre tecnología y mientras avanzo me encuentro con los primeros bostezos de @oscmon para dar casi la bienvenida al fin de semana. Pero esa risa queda rota cuando leo el anuncio de @marilink: “Terremoto de 8.9 en Japón”.

Mi amiga Cris no tiene Twitter, pero le envío un mail y me responde al momento para decirme que en Osaka no ha sido tan grave, pero que fue una sacudida prolongada y mucho más fuerte que las habituales. Leo que @cindyroma, desde la costa oeste de los Estados Unidos, está preocupada por un posible tsunami y me pregunta por cómo se ha vivido en Japón. Y le doy la información que me facilita Cris. Por un momento pienso que la ola Osaka-Liendo-California es infinitamente más rápida que el tsunami.

Avanza la mañana y @earcos me presenta a @kirai mediante un RT suyo en mi TL. ¡Bestial cobertura la de este pollo tuiteando la experiencia en directo! No me extraña ver después a @informativost5 preguntándole si puede ponerse en contacto con él. Y Eduardo poniendo a disposición su influencia y seguidores para ayudar. Cómo corre ésto…

Evidentemente no fue un viernes cualquiera. Fue anteayer, 11 de marzo. De todas maneras, ese es mi TL. Esa es la gente que puebla mi cuenta de twitter, por no hablar de mis “sospechosos habituales” como @cosechadel66, @PilarZ, @a_leibovitz, @Yoriento, @kurioso, @Luz_Martin, @pixelillo, @dreig, @juanpt y el omnipresente @BlogdeBori (por solo mostrar algunos ejemplos). Parece evidente, pues, que mi twitter no es el mismo que el de @delia2d, autora del artículo “Twitterrevolución” y que ha creado una oleada de reacciones bajo los hashtag #twitterrevolucion y #elpationoeseso. Y me parece frustrante que se centre la divulgación del uso de esta herramienta con el hecho de poder estar al corriente de lo que hacen los famosos o de lo que puede afectar el corte de pelo de @justinbieber a su número de seguidores. Rodearse de celebridades no es rodearse de un mundo real. También los sigo, claro. Me gusta @Berto_Romero, adoro a @iniesta8, me río con @cap0 y @vedellconsagrat y sentí unas cosquillitas un día que @josecorbacho me respondió a un tuit. Soy humano y víctima de la sociedad actual. Pero creo que Twitter ofrece muchas más alternativas para que uno se limite a replicar en su TL lo que ve por la tele.

¿Sabrán los lectores de @el_pais que desde un dispositivo móvil pueden verse los tuits que se han lanzado más cercanos a donde te encuentras? ¿O que se pueden hacer búsquedas por hashtags o temas de interés? ¿Que se pueden hacer tertulias sobre cine en #CineCT o que algunas radios habilitan hashtags para comentar partidos con los oyentes (como es el caso de #frac1)? ¿Que #seisPalabras contiene algunas perlas o que cada sábado #clubSeis nos invita a crear textos que giren alrededor de una palabra? ¿No será mejor promocionar esta herramienta diciendo que se puede usar para lo que cada uno quiera? ¿Sin limitaciones?

INEMaladas informáticas

9:45 AM – Oficina del INEM en Colindres después de realizar mi cambio de dirección

– También quiero darme de alta para poder gestionar mis datos y sellar el paro por internet
– De acuerdo. Para eso necesito que me des una dirección de correo electrónico
– Muy bien. Mi dirección es marc….@….com
– Perfecto. Se necesita una contraseña para entrar que debe tener un mínimo de 6 caracteres y entre ellos debe haber 1 número

La funcionaria del INEM me mira. Yo la miro. Nos miramos. Por un momento me da la impresión de estar en la calle principal de un pueblo del lejano oeste, mascando tabaco, con los brazos abiertos y mis dedos moviéndose nerviosos cerca de la culata de mi revólver esperando a oír la primera campanada que señale que son las 5 de la tarde. Un momento tenso donde los haya. Uno de esos en los que esperas el movimientos del contrincante para saber cómo actuar. Pero la situación parecía enrocada y me decidí a dar el primer paso.

– ¿A ti? ¿Ahora?

Los ojos azules me respondieron sin pestañear con un “Sí, claro” desde el otro lado del tablero. Yo no podía reaccionar. Ella, al verme impasible, quiso ayudarme con toda la buena voluntad del mundo.

– La gente suele escoger algo sencillo, como “COLINDRES1”

A la persona responsable del web empleacantabria.com: ¿no hay una manera mejor y MÁS SEGURA de crear la contraseña de un nuevo usuario en el sistema?

Felicidades

Hoy hago una tregua en este respiro que me doy para felicitarte por tu cumpleaños. Y es curioso que hoy, precisamente hoy, Nuria me haya hecho esta pregunta: “Te quería preguntar una cosa y es que ahora muchas veces en las entrevistas me preguntan sobre la letra de bruixeta y me gustaría que me dijeras cómo te gustaría a ti que la describiera.”

Utilicé las mismas palabras que usé aquí para explicárselo. Pensé en hacerlo con unas nuevas, pero, como bien dijo el Sr. Chiquimedia en su día, los amores (rotos o no) van dejando en nuestro ecosistema capas de perversa melancolía. Hablar desde ahora de lo que quise plasmar en esa canción es bastante estúpido. Los sentimientos que me movieron a ello no son los mismos. Sigues significando muchísimo en mi vida y eso seguirá siendo así para siempre, pero ya no eres mi amor. Y ya no duele escribirlo. Y no me siento culpable por decírselo a otra mujer.

Tot i així, sempre seràs la meva bruixeta. T’estimo, Maria. Moltes felicitats.

Bruixeta

Miraré de fer un viatge introspectiu per intentar explicar què ha estat per a mi sentir aquesta cançó en directe aquesta tarda.

Potser en vindran d’altres més endavant, però Bruixeta serà per a mi molt especial. I no per ser la meva primera lletra de cançó, sinó per tota l’emoció envasada que hi ha en aquestes lletres. I avui ha estat com portar la criatura a casa, al lloc que a partir d’ara serà el seu món. Ensenyar-li l’habitació i la resta de la seva llar. I ara, tothom podrà veure i gaudir del fruit del nostre gran amor. Sóc el pare biològic, ella la mare, i els Minimal podrien ser els pares adoptius de la criatura, podent exercir de padrí tot aquell qui vulgui fer seva “Bruixeta”.

El part va ser el 12 de setembre. Tot i ser lluny, vaig poder sentir-la. L’emoció desbordava en llàgrimes. Mirava de fer de pont entre la criatura i la mare, que per coses del destí tampoc no hi era al lloc dels fets. La “bruixeta” va sortir maquíssima, i gràcies a dues padrines de la criatura vaig poder sentir-la en nèixer, i veure el part en vídeo més tard.

Tampoc no hi era la mare el dia de la primera ecografia, quan la Núria, la cantant del grup, m’envià per correu la grabació del tema. De nou m’ho vaig fer per a que la mamà pogués escoltar com sonava el cor del nostre nadó. I n’estic convençut que li va arribar.

Els dos Sant Joan que vam passar plegats van ser molt especials. El primer, per escriure-li una carta a mà, escanejar-la i enviar-li per mail. El segon, per poder compartir el tema amb ella. Seguint aquest símil de la criatura, vam estar fent l’amor fins a buidar-me plenament en enviar-li la lletra acabada. La seva resposta, un “Es….increíblemente hermosa”, fou la prova de la seva satisfacció. Ja estava engendrat.

Ahir li van preguntar a la Núria, la cantant de Minimal, si Bruixeta explicava una història d’amor. Ella va respondre amb un Sí i va abaixar el cap. Potser si jo no hi hagués estat al davant s’hagués explicat més, no ho sé. Però sí. Bruixeta és una història d’amor preciosa i tràgica. Parla del desig de dos amants de trobar-se, de la passió per voler viure una relació intensa i de la batalla amb la raó que et diu que t’allunyis per a evitar un patiment futur. Parla del que suposa llençar-se al buit i voler estimar sense límits quan la vida et dóna un temps limitat per fer-ho. I que aquest amor pot superar la barrera de la mort si es permet deixar-lo anar i expressar-se com demana.

Com jo no sortiré a l’escenari, sense dir noms, vull donar les gràcies. A tothom que vulgui fer seva aquesta cançó perquè d’aquesta manera els sentiments purs no desapareixeran mai. A vosaltres, per fer que ella i jo tinguem “la nostra cançó” (nostra de veritat :)). A tu, que et tenia tan a mà i que m’has cuida’t i donat forces en els moments que jo les perdia amb aquells cafès de bon matí o aquelles tapes de migdia. A tu, que amb el teus dibuixos has deixat al meu abast històries per desfogar-me i expressar-me. A tu, que m’has tingut sempre al corrent quan ella no podia escriure’m i amb qui ella ha compartit tota la seva vida. A tu, a qui envejo tant per haver gaudit del seu somriure i de les passejades en sortir del taller d’escriptura, i que tant m’estàs ajudant en aquests moments.

I a tu, per estimar-me com ho fas i tenir cura de mi. T’estimo, bruixeta.

Bruixeta :: Els Minimal

Som dos amants
a un món incert
volent gaudir
d’un sol moment

Em dius: “Fuig d’aquí”
però el desig és tan intens.
Et dius: “És ell”
i l’amor és tan immens
que en mirar-me als ulls
les barreres cauen.

“Obre’m el cor amb la mirada”
“Ja hi sóc a dins. No te n’adones?”
“Omple’m el pit. Dona’m la lluna.”
“Porta’m al cel i viu-me.”
“Obre’m el cor amb la mirada”
“Ja hi sóc a dins. No te n’adones?”

Atzar. Foscor.
I els dits creuats.
“Amor. No és just”
“T’estimo tant”

Em dius: “Fuig d’aquí”
però el desig és tan intens.
Et dius: “És ell”
i l’amor és tan immens
que en mirar-me als ulls
les barreres cauen.

Anhels ocults
Dos amants contracorrent.
Un món injust
que ara ens diu que no hi ha temps.
Un amor etern
que ens hem permés viure.
I que ens fa ser lliures.