Press "Enter" to skip to content

Categoría: photography

La Batalla de Flores no se olvida del Barrio de La Pesquera

43.404783, -3.429102

El Barrio de la Pesquera es uno de los protagonistas invisibles de la Batalla de Flores de Laredo. Pasear en esta época del año entre el Camino Derecha, Camino Izquierda y Camino Centro es todo un espectáculo, no solo de colorido, sino también de trabajo en equipo y sufrimiento.

El color de la Puebla Vieja

El sol comienza a colarse por las rúas laredanas. Las piedras, con varios centenares de años en sus pupilas, observan como los locales de hostelería comienzan a sembrar la calle de terrazas al son de las campanadas que anuncian la misa de doce. La gente circula subiendo desde la Plaza de la Constitución, o llegando por la Cuesta del Infierno, bordeando la muralla medieval. Es domingo, y estamos en la Ruamayor.

El sol espía

El sol se esconde tras el imponente ancla que preside la Plaza de los Pescadores para mirar por un agujerito todo lo que ocurre allí en las tardes de verano. Hace un momento ha podido ver cómo una equilibrista cayó al suelo mientras caminaba sobre un alambre. A pocos metros, un abuelo corre desesperado detrás de su nieta porque está empezando a coger demasiada velocidad sobre sus patines. Una pareja que pasea de la mano se sonríe divertida y en silencio se preguntan con la mirada: “¿Te imaginas a tu padre?”.

Capas

Capas de vida. Una sobre otra. Tocándose, pero sin mezclarse. Cada espacio de vida en su lugar. Estanco. Aislado.