Press "Enter" to skip to content

soymarc.com Posts

1

Podría decirse que Ramón de Campoamor estaba equivocado. Por lo menos en parte porque, aunque es cierto que siempre hay diferentes perspectivas para ver un…

4

07:00 – Suena el despertador 07:09 – Suena el despertador de nuevo 07:18 – Vuelve a sonar el despertador 07:24 – Apaga el despertador La…

5

Di. Quién te cuidará cuando yo no esté. Cuando me marche.
Di. Quién te cuidará cuando yo no esté. Cuando se acabe.

Se lo susurro mirándola a los ojos que aún no tiene mientras le doy forma, acariciándola suavemente con mi lija, contorneando

7

Siempre hay un rechazo oculto detrás de una condescendencia.

Un condicional antes de un imposible.

Algo de lástima tras una sonrisa cómplice.

8

“Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado”

Nunca le había gustado la poesía. Le quedó literatura en 2º de BUP para septiembre y tuvo que joderse hincando codos todo un verano.

9

Ya ni recuerda desde cuando, pero cada mañana lo hace. También ha olvidado el motivo, pero sí recuerda las repercusiones que puede tener salir de casa siendo feliz. Así que cada mañana, después de poner a todo volumen Fiesta de The Pogues (con los auriculares en las orejas y bailando descalza, no vaya a ser que los vecinos se enteren) y prepararse un buen desayuno, Laura deja a un lado los vestidos coloridos del armario, se viste de uniforme de tristeza gris y comienza a pintarse lágrimas en la cara.

10

Hay manos que te sustentan sin apenas tocarte. Caricias de dedos que, no sabes bien cómo, se cuelan por tus entrañas y te arropan desde dentro. Provocan sonrisas, escalofríos, ganas de jugar y reír, sentir, gemir, vivir… Son roces. Tactos sinceros. Vigas invisibles que nos sostienen por dentro. Tan robustas y necesarias como imperceptibles.