Press "Enter" to skip to content

12

¡Qué bien! Este año alguien va a ponerse a pintar frente a mí. A ver si se coloca mirando hacia el estrechamiento de la calle Emperador y puedo disfrutar de toda la evolución de su obra. Sería genial porque llevo años aburrida, viendo pasar gente sin que nadie me diga nada. Así, por lo menos, estaré entretenida todo el…

¡Se ha puesto de cara hacia mí! ¿Me va a pintar? ¿Con toda la historia que tiene alrededor voy a ser yo quien quede inmortalizada? ¡Qué ilusión! Ya era hora que alguien nos pusiera en el lugar que merecemos, con lo necesarias que hemos sido durante tantos años. Ahora que quieren acabar con nosotras sería un buen homenaje que nos pintaran a todas y…

Calla, que no. Que mira hacia arriba y los lados. Vaya… seguro que me ignora y acabo siendo una mancha verde en su lienzo. O peor todavía, igual este hombre decide que soy prescindible y ni siquiera me pinta. Como es para un concurso dedicado a la Puebla Vieja, los elementos “modernos” sobramos. Modernos… Menuda palabra, ¿verdad? Tan futurista hace unos años y tan efímera en estos tiempos.

Mira… ahí hay un chico que parece que va a hacer una foto… A ver si con un poco de suerte salgo en el encuadre aunque sea borrosa. Porque tampoco creo que me la vaya a hacer a mí con el cuadro delante. En fin… habrá que sonreír un poco por si acaso.

Be First to Comment

Deja un comentario